Enero en Barcelona

por Dic 30, 2019Our Blog, Reyes magos0 Comentarios

Muchos esperan las vacaciones de verano para visitar la ciudad, pero Barcelona es mágica especialmente en Enero y más concretamente para los más pequeños de la casa.

En Barcelona junto a miles de otras poblaciones es tradición celebrar la noche de los reyes magos, pero antes hay una magia especial en el ambiente. Los días previos a la noche de los reyes magos ( la noche del 5 de Enero al 6 ) las calles se llenan de juguetes, de actividades para niños, y sobretodo de alegría, luces y caramelos.

En Cataluña la tradición es que los niños escriban cartas a los reyes magos explicando su año y pidiendo que regalos les gustaría tener. Y los reyes magos (al igual que su amigo Papa Noel que ya ha hecho su trabajo unos días antes), durante la noche del 5 al 6 de Enero viajan por todas las casas dejando regalos para toda la familia pero en especial para los más pequeños de la casa.

Es por eso que los días previos a esta noche existen lugares para ver los juguetes, hacer compras de última hora y disfrutar de toda la magia de los reyes magos.
La tarde antes, se celebra la llegada de los reyes magos con una preciosa y colorida cabalgata de los reyes magos. En Barcelona llegan por el mar y es tradición irlos a recibir con los barcos. Un momento mágico que algunos pueden ver des del agua.

Después la cabalgata va subiendo con los tres reyes magos y todos sus súbditos, camellos y ayudantes para irse desplazando por todo el centro de la ciudad, dando a todos su bienvenida. Ese momento es muy especial ya que muchos niños esperan la cabalgata para dar su carta a los pajes de los reyes magos para hacerles llegar sus peticiones de regalos.

Llega la noche más esperada del año… todos los niños y no tan niños a dormir temprano… Barcelona y toda España queda dormida a la espera de que la magia haga su fruto durante la noche.
Y como es tradición, los más pequeños de la casa son los primeros en despertarse e ir a ver si los reyes vinieron por la noche y les dejaron regalos, dulces o caramelos. Ese momento toda la familia se reúne y pasa el día de reyes juntos, muchas veces de casa en casa viendo si los reyes magos dejaron algún regalo para ellos en alguna casa de sus familiares.
No hay mejor forma que empezar el año que con un poco de magia.